Decálogo imprescindible de niños y biblioteca

Decálogo imprescindible de niños y biblioteca
Decálogo imprescindible de niños y biblioteca
A muchos padres les cuesta llevar a los niños a la biblioteca. Desde aquí les digo a todos ellos que no es imposible, sino que además resulta muy recomendable para ellos mismos y los niños.

A continuación aporto un decálogo de consejos e ideas para llevar los niños a la biblioteca.

Convertid la visita en una experiencia satisfactoria y de crecimiento personal para todos los implicados: niños, padres, resto de usuarios del centro y bibliotecarios.

1. Los niños son bienvenidos a la biblioteca, pero si no son autónomos (1) deben estar en todo momento acompañados de un adulto responsable
Recordatorio: la biblioteca no es una guardería, sino un espacio abierto al que entran y salen personas constantemente. 

2. Las visitas a la biblioteca son premios, no castigos
La biblioteca es un espacio destinado a la cultura, la educación y la diversión.

3. La biblioteca forma parte de la vida
A saber: la biblioteca es un reducto de tranquilidad, un refugio de la imaginación, un espacio neutral en el que padres e hijos (2) pueden interactuar fuera de las dinámicas propias del hogar... y además ¡es gratis!

4. Mejor muchas visitas cortas a la biblioteca que una larga
Los niños necesitan variar en sus actividades cada poco tiempo, por eso se cansan si permanecen demasiado rato en la biblioteca. ¿Cuánto tiempo puede estar un niño en la biblioteca? eso depende de cada niño (edad, características, gustos...) y por eso hay que ir probando.

5. La libertad de búsqueda y selección es prioritaria
Los libros infantiles favoritos de los padres son eso precisamente: favoritos de los padres. No es razón suficiente para imponerles su lectura a los niños. Es positivo que los niños investiguen por la biblioteca y encuentren sus propios libros favoritos. Es bueno orientar, pero no imponer.

6. La biblioteca como centro de práctica de la responsabilidad
La biblioteca es un espacio estupendo para que los niños empiecen a ejercer la responsabilidad: llevar y traer materiales, preguntar... Me encanta cuando un niño me explica los motivos de la entrega tardía de una película o un libro, o me explica las razones por las  que lo devuelve estropeado.

7. Las buenas maneras son bienvenidas y exigibles
No me cansaré de decirlo, las bibliotecas no son como en los libros de Harry Potter: las sillas no se colocan solas, la basura no llega a la papelera por sus propios medios, etc. 

8. La biblioteca no solo es un centro con libros (3) sino un espacio con diversas actividades

Dejo para el final dos premisas básicas que se deben tener siempre presentes:

9. El placer de dejarse sorprender...
 por todo lo que el centro puede ofrecer a niños y padres. Al fin y al cabo, las bibliotecas son sitios muy especiales, con cierta magia.

10. Los padres son el ejemplo que siguen los niños
El respecto (hacia el espacio,  los trabajadores, los materiales, y las normas del centro) que demuestren los padres serán los que sigan sus niños.
-----
Notas.
(1) Se entiende por niño autónomo el que tiene la capacidad y el permiso de sus padres / tutores para poder ir sin la compañía de un adulto a los diferentes sitios.
(2) Abuelos y nietos, o cualquier otro modelo de familia.
(3) Y revistas, películas, documentales, ...