Mostrando entradas con la etiqueta Escuela Padres y Biblioteca. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Escuela Padres y Biblioteca. Mostrar todas las entradas

Beneficios de la lectura

Beneficios de la Lectura
Beneficios de la Lectura

Una idea extendida sobre el fenómeno de la lectura es que se erige en una fuente constante de cultura. Pero, ¿sabíais que la lectura también tiene beneficios físicos, emocionales y sociales?

Vamos a repasar unos pocos:

En el apartado de los beneficios físicos destaca el aumento de la reserva cognitiva, que no es otra cosa que la capacidad de tolerar cambios en las estructuras cerebrales. A mayor reserva cognitiva, mayor protección contra las enfermedades neurodegenerativas (como el Alzheimer), y mejor y más duradera memoria.

Iniciar a los niños en la lectura comprensiva.

Iniciar a los niños en la Lectura Comprensiva
Iniciar a los niños en la Lectura Comprensiva
El tema del que os voy a hablar hoy me parece de especial importancia. La lectura comprensiva es el estadio al que un niño debe llegar de manera natural una vez que controla la mecánica de la lectura.

Quisiera aprovechar este momento para volver a insistir en que la lectura  es un proceso cuyos diferentes estadios se van conquistando poco a poco. No todos los niños tienen que alcanzar cada hito del proceso al mismo tiempo, ni mucho menos.

Recursos de promoción de la lectura: Como una novela, de Daniel Pennac

Daniel Pennac
Daniel Pennac
Nos encontramos ante un ensayo sobre promocion de la lecura en adolescentes (y niños y adultos) escrito, como su propio nombre indica, "como una novela" y que constituye una pequeña obra maestra en esta especialidad.

El texto aborda la problemática de la lectura como materia escolar obligatoria de cualquier adolescente y lo que ocurre en su entorno con sus preocupados padres y docentes. Pennac utiliza un estilo muy directo y un lenguaje sencillo y carente de términos técnicos, que hace que el ensayo sea accesible a todo tipo de público.

Como una novela se escribió en los años 90 del pasado siglo, pero las tesis que presenta y defiende son perfectamente válidas en el contexto actual. 
En la parte final del ensayo, Pennac presenta y explica su Decálogo de Derechos del Lector, que ya os ofrecí en una entrada anterior con una ilustración de Quentin Blake.

De las diferentes premisas que se presentan en el ensayo, resalto estas tres:
  • La importancia de la narración oral.
  • La defensa de la "hora del cuento" como espacio de intimidad padres-hijos.
  • La idea de la lectura como placer, no como obligación. 
Recomiendo a padres, docentes y bibliotecarios la lectura de este manual repleto de fórmulas eficaces para la promoción de la lectura orientada a adolescentes y niños. Buscad el ensayo en vuestra biblioteca.

Detectar y resolver problemas de velocidad lectora en niños. Segunda parte

Detectar y resolver problemas de velocidad lectora. Segunda parte
Detectar y resolver problemas de velocidad lectora
Como os había comentado en una entrada anterior sobre este tema (ver aquí), existen una serie de malos hábitos lectores que afectan tanto a la comprensión como a la velocidad lectora.

Manteniéndonos centrados en este último concepto (velocidad lectora), me gustaría compartir con vosotros algunas recomendaciones adicionales para que podáis detectar y corregir malos hábitos lectores en vuestros niños:

No se leen todas las palabras pero cuidado con inventárselas. El cerebro no necesita juntar letras en sílabas y sílabas en palabras para entenderlas cuando las leemos; el cerebro funciona de una manera mucho más rápida y por eso puede interpretar y anticipar palabras que se están leyendo. Al leer en silencio nuestro cerebro no procesa realmente los el / la / tus /de... simplemente los entiende de manera abstracta.

Los Derechos de los Lectores: conocerlos para poder ejercerlos


Derechos del Lector
Quiero compartir con vosotros esta ilustración que recoge los Diez Derechos del Lector que el escritor Daniel Pennac pensó y reflejó en su obra Como una novela, y que, en esta ocasión, están ilustrados por Quentin Blake. Pinchad sobre la imagen si queréis ver o descargar la imagen en un tamaño mayor.

Creo en la lectura no sólo como vehículo de conocimiento, sino también como instrumento de diversión. Es la razón por la que estos Derechos del Lector me parecen tan acertados.

Nota:
Daniel Pennac es un escritor francés que tiene una producción literaria amplia y variada: literatura infantil, novela negra...

Quentin Blake (en realidad Sir Quentin Saxby Blake) es un ilustrador y escritor inglés muy conocido por su trabajo de dibujo para la literatura infantil, como los libros de Roald Dahl, y galardonado por su contribución a la ilustración en este tipo de literatura.

Más trucos para mejorar los recursos como lector en la sección Para Lectores.

Lectura con prisas en niños

Lectura con prisas en niños
Lectura con prisas en niños
En las últimas semanas varios padres (1) me han hablado sobre un problema concreto de algunos niños en cuanto a la lectura: leen con prisas, es decir, les interesa tanto saber el final que pasan por las páginas sin prestar demasiada atención y, prácticamente, sin enterarse de lo que pasa en ellas.

Este problema, muy común también entre adultos, forma parte de lo que yo llamo malos hábitos lectores, que no son otra cosa que el conjunto de malas prácticas y vicios que impiden disfrutar y aprovechar al máximo la experiencia lectora. En las entradas dedicadas a trucos, consejos y prácticas para mejorar la comprensión lectora en niños hablaré con más detalle de este tipo de problemas.

Detectar y resolver problemas de velocidad lectora en niños. Primera parte

Detectar y resolver problemas de velocidad lectora en niños
Detectar problemas de velocidad lectora en niños
En las entradas anteriores dedicadas a la velocidad lectora en niños he insistido mucho en  que lo realmente importante en cuanto a la lectura de los niños es que conozcan bien su mecánica y que comprendan lo que leen.

Seguiré remarcando la idea de primar la comprensión lectora frente a velocidad. Sin embargo, es cierto que algunos niños arrastran malos hábitos lectores que provocan que lean más lentamente y, por ende, que su capacidad de comprensión lectora disminuya.


Fijaos que hablo de malos hábitos lectores, no de problemas de aprendizaje ni nada por el estilo (1). No es difícil detectar estos malos hábitos, aunque corregirlos exige de conocimientos específicos sobre el tema y mucha mucha mucha paciencia.

Primeros consejos para detectar y eliminar malos hábitos lectores en niños, y mejorar su velocidad y comprensión lectora:

1. Se lee con la mente, a través de los ojos. Cuando un niño lee en silencio gesticulando como si leyera en voz alta (como verbalizando la lectura) está perdiendo un tiempo precioso y además se está dejando por el camino la comprensión lectora. Los ojos y la mente son mucho más rápidos que el habla.

Decálogo imprescindible de niños y biblioteca

Decálogo imprescindible de niños y biblioteca
Decálogo imprescindible de niños y biblioteca
A muchos padres les cuesta llevar a los niños a la biblioteca. Desde aquí les digo a todos ellos que no es imposible, sino que además resulta muy recomendable para ellos mismos y los niños.

A continuación aporto un decálogo de consejos e ideas para llevar los niños a la biblioteca.

Convertid la visita en una experiencia satisfactoria y de crecimiento personal para todos los implicados: niños, padres, resto de usuarios del centro y bibliotecarios.

La primera visita de los niños a la biblioteca

La primera visita de los niños a la biblioteca
La primera visita de los niños a la biblioteca
Una duda habitual de los padres es sobre el momento en que pueden empezar a llevar a sus niños a la biblioteca. Los padres os preguntáis si en el centro hay materiales aptos para niños pequeños y, sobre todo, teméis las molestias que puedan causar los niños en la biblioteca.

Pues bien, salvo excepciones, las bibliotecas municipales dan la bienvenida a pequeños usuarios y tienen para ellos secciones especiales con materiales (libros, películas...) exclusivamente para niños de corta edad.

Velocidad Lectora en Niños. Segunda Parte

Velocidad Lectora en Niños
Velocidad Lectora en Niños
Repetiré hasta la saciedad que hay que primar la comprensión lectora frente a la velocidad.

Con los nuevos sistemas educativos, a los niños se les exige leer y escribir a una edad más temprana que en generaciones anteriores y, además, que lo hagan a una velocidad determinada. No todos los niños de cuatro y cinco años de edad tienen la madurez intelectual necesaria para estar a la altura de tales exigencias. Y que quede muy claro: es una cuestión de tiempo, no de inteligencia ni de capacidad.


Instrucciones para enseñar a leer a un niño, de Gustavo Martín Garzo

Gustavo Martín Garzo
Gustavo Martín Garzo
Recupero un bellísimo artículo del escritor Gustavo Martín Garzo, que apareció publicado en el suplemento Blanco y Negro del diario ABC (de España) el 17 de abril de 2003, y en el que muestra las instrucciones que hay que seguir para enseñar a leer a un niño. Recomiendo su lectura y disfrute.


 -------------
Instrucciones para enseñar a leer a un niño
Gustavo Martín Garzo


Conviene empezar cuanto antes, a ser posible en la habitación misma de la clínica de maternidad, ya que es aconsejable que el futuro lector esté desde que nace rodeado de palabras. No importa que, en esos primeros momentos, no las pueda entender, con tal de que formen parte de ese mundo de onomatopeyas, exclamaciones y susurros que le une a su madre y que tiene que ver con la dicha. Poco a poco irá descubriendo que las palabras, como el canto de los pájaros o las llamadas del celo de los animales, no son sólo manifestación de existencia sino que nos permiten relacionarnos con lo ausente. Así, muy pronto, si su madre no está a su lado echará mano de ellas para recuperarla en su pensamiento, o si vive en un pueblo rodeado de montañas les pedirá que le digan cómo es el mundo que le aguarda más allá de esas montañas y del que no sabe nada.

Velocidad lectora en niños. Primera parte

Velocidad lectora en niños
Velocidad lectora en niños
Declaración de principios:

1 La lectura es un acto que necesita su tiempo. 2 Cada niño tiene su ritmo lector. 3 Lo importante es la comprensión lectora. 4 La velocidad llega con la práctica.
 
Una aproximación a la evolución lectura en los niños podría ser:
  1. Escucha de la lectura (los cuentos).
  2. Recreación del cuento sin lectura.
  3. Aproximación a las letras.
  4. Primeros pasos en la técnica de lectura.
  5. Lectura acompañada.
  6. Lectura sin ayuda.
  7. Comprensión lectora.

Recetas para hacer un niño lector. Segunda parte

Recetas para hacer un niño lector
Recetas para hacer un niño lector
La lectura es una actividad que tiene algunos requerimientos. Si queréis que se implante el hábito lector en vuestros niños hay que cumplir con las exigencias de la lectura:

Calma y atención. Difícilmente se puede leer -o pretender que los niños lean- delante de la tele encendida o de la consola de videojuegos conectada. Reservad un tiempo para leer, sin interrupciones y sin prisas, para que el niño y su lectura sean los verdaderos protagonistas de ese momento.

Selección. Qué libros se le presentan al niño para leer es importante. Hay que conocer sus gustos y también tener claro la etapa de desarrollo personal en la que se encuentran. Pero, ¡cuidado!, las recomendaciones de edad que incluyen los libros infantiles son orientativas, no una regla a cumplir obligatoriamente. Al final, cada niño es un mundo y la selección de libros para ellos debe estar personalizada.

Libertad de elección. Imponerles a los niños una lectura que no les gusta es la mejor forma de fracasar en el objetivo de hacer niños lectores. Conclusión: los niños deben poder elegir los libros que más les gusten, y los adultos nos limitamos a seleccionar y orientar para que descubran y disfruten.

Recetas para hacer un niño lector. Primera parte

Recetas para hacer un niño lector
Recetas para hacer un niño lector
Oigo con cierta frecuencia las  quejas de algunos padres que lamentan que a sus hijos no les guste leer. No es algo preocupante en tanto que la afición a la lectura es algo que se puede enseñar y adquirir.

He aquí algunas directrices que han demostrado ser muy eficaces en la misión de hacer niños lectores.

Leed delante de los niños, leed con los niños, leed para los niños. La imitación es el mejor método de aprendizaje que tienen los pequeños, así que aprovechadla.